Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vendimia finaliza con un descenso notable en la recolección

La DO Pla i Llevant ha recolectado un 31% menos y la DO Binissalem, un 26%

Recolección en la DO Pla i Llevant.

Recolección en la DO Pla i Llevant.

La vendimia 2020 ha llegado a su fin con un «notable descenso» en los kilos recolectados. Así, la DO Pla i Llevant ha hecho balance de esta campaña en la que se han recolectado 296 hectáreas, con una producción total de 1.495.715 kilos, lo que representa un 31% menos si se compara con la vendimia de 2019. Por su parte, la producción destinada a elaborar vinos de la DO Binissalem ha sido de 1.065.868 kilos, un 26% interior. Se trata de una cifra global ya que detallan que ha habido bodegas que han visto cómo su producción llegaba a un 50% menos.

En el caso de la DO Pla i Llevant que engloba a 14 bodegas, se han recolectado 618.952 kilogramos de uva blanca (un 22% menos) y 876.763 kilos de uva tinta (un 37% menos). La DO Binissalem ha contado en esta campaña con la incorporación de dos bodegas nuevas (Microceller Soca-Rel y Santa Catalina Vinos de Mallorca), así suman 11 bodegas. De su producción total, este año el 72% corresponde a variedades tintas y el 28% restante a variedades blancas. «Las variedades autóctonas, que marcan la singularidad de nuestros vinos, representan un 57% del total de la vendimia, dato que aumenta un 4% respecto a la campaña anterior», señalan desde la DO Binissalem.

En esta comarca, el inicio de la campaña se avanzó una semana. En su nota de prensa, la DO Binissalem remarca que las lluvias de mayo y junio provocaron en algunas zonas la aparición de focos de mildiu, un hongo que afecta a las hojas pero que en época de floración y de cuajado de la flor, puede afectar de manera importante a la uva. Aun así, remarcan, la situación fue controlada por los viticultores que aplicaron tratamientos preventivos.

Uva recolecta en la DO Binissalem.

En su balance de cierre de la campaña de vendimia, la DO Pla i Llevant determina que «las causas de este importante descenso en la producción de uva en esta añada han sido varios». La climatología ha sido la que menos ha influido pero el factor más importante ha sido el ataque del mildiu. «Este hongo cada año está presente pero en esta campaña su ataque ha sido especialmente virulento, destruyendo muchos viñedos», desgranan. También han influido «factores naturales» que hacen que las producciones agrícolas varíen de un año a otro. Tampoco ha faltado a la cita la enfermedad del oídio mientras que la plaga del mosquito verde ha sido especialmente activa a finales de agosto.

Pese a este descenso, la DO Pla i Llevant celebra que las uvas que se han recolectado sean de «una gran calidad».

Compartir el artículo

stats