Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El IB-Salut ya dispone del proyecto del centro de salud de Pollença

El Ayuntamiento deberá otorgar después la licencia de obras que permitirá empezar la construcción

El IB-Salut ya dispone del proyecto del centro de salud de Pollença

El IB-Salut ya dispone del proyecto del centro de salud de Pollença

Después de años de reivindicaciones sociales y de rifirrafes políticos para definir su ubicación, el esperado nuevo Punto de Atención Continuada (PAC) de Pollença está más cerca de ser una realidad. El IB-Salut ya tiene sobre la mesa el proyecto definitivo del futuro centro de salud y ya está en condiciones de iniciar la tramitación para licitar las obras de construcción del equipamiento en el solar de Can Conill de la localidad pollencina.

Un trámite que, según explican fuentes del IB-Salut, se llevará a cabo a principios del próximo año 2021. Cuando la adjudicación de las obras sea definitiva, el Govern solicitará al ayuntamiento de Pollença la licencia de obras que permitirá iniciar los movimientos de tierra. En principio, está previsto colocar la primera piedra del futuro centro sanitario a finales del próximo año. El presupuesto de la construcción del PAC es de 3,5 millones de euros.

Dos fotomontajes que muestran el interior de diversas dependencias del equipamiento, que contará con dos patios interiores que aportarán luz natural.

El nuevo centro de salud, proyectado por el estudio arquitectónico Carles Enrich Studio SLP, ganador del concurso de ideas, dispondrá de 24 consultas y tendrá una superficie de 1.800 metros cuadrados, el triple que el actual equipamiento (623 metros cuadrados) cuyas instalaciones no son suficientes actualmente para atender a la población y se han quedado obsoletas.

El proyecto contempla la habilitación de seis consultas de medicina general, siete de enfermería, una de pediatría, una de enfermería pediátrica y dos consultas polivalentes para realizar espirometrías y ecografías. También se destinará un espacio de 200 metros cuadrados para el Punto de Atención Continuada, que contará con dos consultas de urgencias, box de críticos, sala de curas, sala de cirugía menor y un espacio destinado a los profesionales del servicio de urgencias.

Recreación de la fachada del futuro centro sanitario, con el Puig de Maria al fondo.

El futuro equipamiento contará además de una zona destinada a la atención obstétrica, con una consulta de matrona, una zona de rehabilitación con dos consultas de fisioterapia y una unidad de salud bucodental, con una consulta de odontología y otra de higienista.

Según destaca el IB-Salut, el proyecto elaborado por el despacho de arquitectos Carles Enrich se ha diseñado teniendo en cuenta los criterios de construcción racional y energética e incluirá una cubierta de veinte metros cuadrados de paneles solares fotovoltaicos que producirán hasta 6,9 Kwh anuales, «suficiente para aportar el 100% de la energía eléctrica necesaria para la iluminación del centro». La volumetría, con planta baja y primer piso, es «sensible al entorno». Contará con dos patios centrales a partir de los cuales se organizarán los accesos a las diferentes salas.

La construcción del centro de salud pondrá punto y final a una larga travesía llena de controversia política que se inició en la pasada legislatura cuando el gobierno local presidido por Junts Avançam cedió el solar de Can Conill a la Conselleria para la construcción del PAC, en contra del criterio de la oposición, partidaria de construir el centro en la vecina parcela de Can Bach.

Las elecciones de 2019 cambiaron el color político del Ayuntamiento y Tots per Pollença, partido que hoy lidera el equipo de gobierno, ha intentado por diferentes medios que Salud aceptara un cambio de ubicación, aunque el Govern ha mantenido la primera propuesta a pesar de que el pleno llegó a aprobar hace un año la cesión de Can Bach a la Conselleria para reubicar el proyecto. De hecho, el PP, cuyo único regidor forma parte del gobierno local, mantiene un contencioso abierto contra el acuerdo municipal de cesión del solar de Can Conill adoptado en 2017.

Compartir el artículo

stats