Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cementerios de Mallorca limitan aforos y cancelan actos religiosos por Tots Sants

Los ayuntamientos ultiman los protocolos para regular los accesos a los recintos funerarios y recomiendan que las visitas sean escalonadas

Imagen de archivo de Tots Sants en el cementerio de Montuïri.

Imagen de archivo de Tots Sants en el cementerio de Montuïri.

La primera festividad de Tots Sants de la era covid está a la vuelta de la esquina y los ayuntamientos de Mallorca están ultimando los protocolos que deberán regular de forma controlada el acceso de los vecinos que en esta fecha visitan los camposantos de forma masiva para recordar a sus seres queridos fallecidos. La gran mayoría de municipios han limitado el aforo de los recintos funerarios y han suspendido las tradicionales misas que se celebran el día de Tots Sants, entre otras medidas encaminadas a impedir las aglomeraciones para prevenir los contagios. La colocación de productos desinfectantes en diferentes puntos del recinto será común en todos los pueblos, además de la obligación de llevar mascarilla en todos los casos.

Los municipios más poblados que, en consecuencia, tienen los cementerios más grandes son los que más medidas preventivas pondrán en marcha durante la festividad de Tots Sants y los días previos. Así, Manacor ya ha solicitado a los ciudadanos que repartan sus visitas más allá del 1 de noviembre y ha advertido que para acceder al cementerio será necesario presentar el DNI. La capital del Llevant ha impuesto un aforo máximo de 1.076 personas entre los dos sectores de Son Coletes.

En Inca, se ha fijado un aforo máximo de 2.120 personas en el cementerio municipal para los días 29, 30 y 31 de octubre y el 1 de noviembre. Además, se ha compartimentado el recinto en cuatro zonas diferentes y cada una de ellas tendrá sus propias entradas y salidas. Mediante la distribución de planos, se informará a los vecinos de las entradas que deben utilizar en función de la ubicación de las tumbas que vayan a visitar. Los baños públicos estarán cerrados y se ha suspendido el tradicional concierto, pero no la misa, que se celebrará en el exterior del cementerio. También se han cancelado las visitas guiadas.

La alcaldesa de Alcúdia, Bàrbara Rebassa, ha dictado un bando en el que «ruega» a la población que acuda al cementerio de forma «anticipada y escalonada», ya que habrá un aforo máximo de 200 personas. Asimismo, la entrada será por la puerta principal, pero la salida se ubicará en la zona del velatorio. La misa que tradicionalmente se celebra en el camposanto se trasladará en esta ocasión a la parroquia.

Por su parte, Santanyí ha fijado un aforo máximo de 300 personas en la localidad y de 150 en s’Alqueria Blanca-Calonge. No se permitirá el acceso de más de diez personas de forma simultánea en las tumbas.

En Son Servera se permitirá un aforo máximo de 320 personas y se aconseja a los vecinos estar un máximo de una hora en el interior del recinto, una medida idéntica a la acordada por Artà, donde se ha establecido un límite de 500 personas en el cementerio, mientras que en la Colònia de Sant Pere el aforo será de 70 personas.

Sa Pobla también ha reclamado a la población que reparta las visitas al cementerio en tres días y ha impuesto un aforo de 200 personas. En Lloret, el número máximo de vecinos que podrán visitar el cementerio es de 50 personas. En Sóller, Protección Civil vigilará el cumplimiento de las medidas de seguridad.

En otros municipios cuyos cementerios son de dimensiones más reducidas no se han establecido aforos máximos, aunque sí se regularán las entradas y las salidas de los ciudadanos. Es el caso de Marratxí, donde la misa ha quedado suspendida. En Consell y Santa Maria tampoco hay restricciones, aunque se pide a los vecinos que visiten a sus difuntos en diferentes jornadas.

Compartir el artículo

stats