Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma de viviendas tira de la economía de Binissalem en plena crisis

En medio del estancamiento causado por la covid, proliferan en la localidad los trabajos de rehabilitación y de obra nueva, que aportan algo de alivio a varios subsectores económicos relacionados con la construcción

Existen en el pueblo un número destacado de obras que ya están en marcha.

Existen en el pueblo un número destacado de obras que ya están en marcha.

En plena crisis económica causada por la pandemia, la economía local de Binissalem ha puesto sus esperanzas en el sector de la construcción para generar actividad. En estos últimos meses, han proliferado las reformas, un factor dinamizador ante la parálisis del sector turístico.

El sector de la construcción genera en esta localidad del Raiguer un efecto arrastre, ya que involucra no sólo a obreros, sino también a una serie de subsectores, como carpinteros, herreros, cristaleros, fontaneros, electricistas e instaladores.

De esta forma, resulta llamativo ver cómo, en estos tiempos de estancamiento económico a causa de la pandemia, existen en el pueblo un número bastante destacado de obras en marcha, algunas de las cuales son obra nueva y una gran mayoría, reformas y mejoras.

Así, por citar algunos ejemplos, se puede apreciar la rehabilitación de la fachada de un edificio ubicado entre las calles Llorenç Villalonga y Miquel Costa i Llobera, la cual, los últimos años, ha visto iniciarse y reiniciarse varias veces pero que ahora su propietario se muestra decidido a terminar definitivamente.

Según explica el propio dueño, la reforma en cuestión no es de un estilo cualquiera. Él la define como empedrado con «pedra de penyal», lo cual implica una tarea muy laboriosa. Continuando con las reformas, cabe destacar, entre otras, las que se están ejecutando en la fachada de la antigua casa de ca na Jordana, en la calle de Sant Sebastià, o la reforma interior que se está llevando a cabo en la antigua casa de ca na Ponsa, ubicada en la calle Sol. Y por lo que se refiere a reparaciones -en algunos casos para anticiparse a las lluvias que ya se acercan– sirvan de ejemplo las mejoras en el tejado de can Dolores, una vivienda situada en la calle de Bernat Avinent.

Cabe indicar también que en el municipio se ven edificar casas de nueva construcción. Es el caso de una vivienda que un grupo de obreros del pueblo está construyendo en la calle de Sant Antoni; precisamente muy cerca de donde, hace poco más de un año, también se levantó una casa nueva. Sin duda, unos cambios que cambiarán la imagen de la zona.

Compartir el artículo

stats